La PAZ: un TESORO por DESCUBRIR

La PAZ: un TESORO por DESCUBRIR

Comenzamos un nuevo curso con ilusión y con ganas de contribuir a hacer entre todos un mundo mejor, siendo constructores de la paz en nuestros ambientes, artífices y constructores, sembrando con alegría, haciendo de la no violencia activa nuestro estilo de vida. Y, sostenidos por Dios, convertirnos en instrumentos de reconciliación, haciendo realidad el deseo de san Francisco de Asís que nos decía:

«QUE LA PAZ QUE ANUNCIÁIS CON LOS LABIOS LA TENGÁIS, EN MAYOR MEDIDA, EN VUESTROS CORAZONES».

¡Todo un reto!

Por ello, trabajaremos durante este curso los siguientes objetivos:

  1. Educar en la interioridad, hacia un acercamiento cordial, que implica sencillez,
    alegría y paz.
  2. Fomentar la paz, la convivencia, la comunicación entre todas las personas con
    espíritu abierto, dialogante, flexible, ajeno a toda forma de violencia.
  3. Vivir el perdón como acto de reconciliación restableciendo vínculos rotos creando
    unidad.
  4. Favorecer experiencias en el entorno natural que faciliten el bienestar personal y
    de convivencia entre unos y otros.